Por muy “prospera” que pueda ser una empresa, su cultura puede detener o acelerar el crecimiento del negocio.

Estas preguntas te darán una idea de la cultura que prevalece en tu empresa: ¿cómo es el ambiente que se respira? ¿las cosas progresan de forma predictiva o se “apagan fuegos” debido las cosas urgentes que surgen día con día? ¿Cómo las personas interaccionan con otras, ya sea clientes, proveedores, etc.?  ¿Cómo se resuelven conflictos y controversias al interior de la organización?

Photo by Antenna on Unsplash

La cultura de una empresa es la forma cómo las personas ven, sienten y se relacionan al interior de la organización; es decir, sus creencias, emociones y acciones que van forjando lo que son, tanto como individuos, como la empresa como un todo.

La cultura en una empresa no es algo fijo o inerte, sino que es algo orgánico que, similar a un ser vivo cuyas células se regeneran y cambian todo el tiempo, la cultura es dinámica y se re-produce momento a momento, por lo que es posible transformar la cultura de una organización para mejorar su desempeño y sus resultados.

Como antropólogo he trabajado con organizaciones que poseen diversas culturas y las he ayudado a transformarse para beneficio de sus clientes, colaboradores, y accionistas. Desde una empresa que fabrica muebles y los colaboradores tenían malos hábitos que le costaban dinero a la empresa por errores de producción, hasta empresas con un desorden administrativo y operativo debido a la participación familiar que no hacía posible la eficiencia y la sana rendición de cuentas.

“La cultura en las empresas puede transformarse y mejorar cuando las personas son conscientes de sus propias acciones y percepciones, tomando así la decisión de ver y hacer cosas diferentes”.

Uno de los casos de éxito que podría mencionar y que ilustra que la cultura organizacional  si es posible transformarla es Médica Gama, empresa mexicana dedicada a la importación y comercialización de equipo médico, ofreciendo soporte técnico y reparación de sus equipos, con presencia en todo México .

A pesar del crecimiento que había tenido en los últimos años, la Dirección de Médica Gama sabía que tenía que cambiar la forma en cómo estaban trabajando en su interior.  Los directivos deseaban cambiar el ambiente en la empresa, dejar de “apagar fuegos”, detener una racha de rotación de personal, y que los directivos pasaran menos tiempo resolviendo problemas y conflictos para que la empresa marchara más armónicamente dedicando más su atención a los asuntos estratégicos del negocio.

Como en todo proyecto antropológico de este tipo, inicié con una evaluación diagnóstica para identificar “focos rojos” y cuál sería la “piedra angular” que pudiera detonar el cambio en la empresa. Así que inicié utilizando la mejor herramienta que tenemos los antropólogos para conocer una realidad compleja: La Observación.

Por varios días estuve deambulando en pasillos, sentándome como “oyente” en juntas y observando a la gente trabajar en su “hábitat natural”, sin intervenir, solo contemplando a las personas en sus actividades e interacciones cotidianas.

“Las personas dicen con sus acciones lo que no pueden decir con palabras”. 

Al terminar mi periodo de “investigación de campo” reconfirmé una vez más que, para cambiar la cultura de la empresa, era indispensable crear una especie de “crisis” de forma ética para que las personas sintieran la urgencia por cambiar.

Los seres humanos no cambiamos la forma de ver o hacer las cosas aún cuando padezcamos una enfermedad o experimentemos algún tipo de sufrimiento, necesitamos un significado o sentido para hacerlo, de lo contrario la comodidad o el miedo nos arraiga a nuestras formas habituales de ser y hacer.

Es así que en Médica Gama implementamos una ambiciosa estrategia basada en 3 puntos principales:

  • Posibilitar una historia diferente de los integrantes de la empresa sobre su posición y rol que fuera distinta a la actual.
  • Hacer cambios en sus procesos para hacerlos más eficientes, superar las fricciones y detener los “fuegos” que se tenían que apagar día con día.
  • Aplicar un programa de intervención para incidir en las relaciones entre las personas y se vieran por lo que son y no por lo que hacen.
Photo by Annie Spratt on Unsplash

Una Historia Diferente de Médica Gama

Para crear una historia diferente, generamos una sensación de “crisis”. Aplicando un instrumento de diagnóstico de cultura organizacional en un salón con todos los miembros de la empresa en todos los niveles, pudieron ver que la cultura prevaleciente en ese momento era principalmente una Cultura Jerárquica, es decir, los resultados en la empresa se obtenían siguiendo órdenes y ejerciendo presión, lo cual había generado pasividad en el personal concretándose a seguir instrucciones y a hacer su trabajo sin hacer mayores aportaciones.

En contraste, el diagnóstico también arrojó que la cultura a futuro que todos querían era una cultura “adhocrática”, donde todos pudieran opinar, aportar y ser creativos para sentirse con la confianza de tomar decisiones propias hacia el logro de los objetivos.

Transformación en los Procesos

Para hacer cambios en los procesos de la empresa, aplicamos una metodología ágil en donde se tuvieron reuniones periódicas con jefes de áreas y directivos para identificar las cosas que estaban haciendo bien, los principales problemas y se propusieron creativas soluciones en la que todos participaron durante el proceso, lo cual alimentó fuertemente la cultura adhocrática que estábamos construyendo.

Con lo anterior, se establecieron nuevas reglas, incentivos, horarios de actividades y sanciones por incumplimiento. Se aplicaron y ajustaron los procesos, mientras que las “inevitables resistencias” fueron gradualmente aligerándose por una conciencia generalizada que “tenemos que cambiar” y hacer cosas diferentes para lograr la cultura adhocrática en la que todos deseaban  trabajar.

Un ingrediente importante fue identificar el ¿Por Qué? de la empresa; es decir, la razón de existir de la organización. Se realizaron varios talleres de trabajo y de forma colaborativa “rescatamos” la misión y visión de la empresa, así como el sueño de los socios fundadores. Esto permitió una clara dirección y sentido a todos los integrantes de la empresa para generar valor, tanto a sus clientes, como a los mismos colaboradores.   

Programa de Intervención

Para el tercer punto sobre el programa de intervención, aplicamos diversas herramientas para cambiar las relaciones y las percepciones entre las personas. Se constituyó un “Comité de Cultura” conformado por los mismos colaboradores quienes representaban a sus respectivas áreas; su misión es organizar diversas actividades para posibilitar la sana convivencia y se conocieran mejor como personas.

Las actividades propuestas y encabezadas por el Comité de Cultura fueron todo un éxito. Mes con mes hubo torneos de futbol, boliche, convivencias con juegos lúdicos y muchas actividades increíblemente creativas que integraron a todo el personal en una sola comunidad, más unida y dejando atrás sus diferencias.

Adicionalmente, trabajamos con las habilidades suaves (soft skills) y se impartieron diversos talleres vivenciales y dinámicos, desde manejo del tiempo, ética en el trabajo, inteligencia emocional, trabajo en equipo, y muchos otros que posibilitaron útiles herramientas para una mejor integración  y productividad.

Medica Gama Hoy

Hoy en día Médica Gama sigue creciendo y goza de una mejor armonía interior y ha mejorado su modelo de negocio aportando valor a sus clientes. El trabajo que realizamos en la ordenación de sus procesos y en la integración de los colaboradores como un solo equipo de trabajo, fue crucial en su rápida transición al trabajo remoto y para su pronta adaptación a la nuevas dinámicas internas y externas con clientes y proveedores ante la pandemia de Covid 19.

El entusiasmo y dedicación de todos los miembros de la empresa, así como el enfoque sistémico de la antropología, fueron ingredientes clave para lograr la transformación de la cultura de Médica Gama.

Gracias a que, con herramientas antropológicas pudimos identificar cuáles serían los elementos detonadores del cambio, facilitamos el proceso para que las personas fueran los propios protagonistas de su historia que están construyendo para beneficio propio, de sus clientes y de la sociedad.

¿Listo para transformar la cultura de tu empresa? 

En Antropología Corporativa – Consultoría, trabajamos con empresas y empresarios visionarios que desean innovar y hacer cosas diferentes en sus negocios, pero no saben cómo o por dónde empezar. Si deseas hacer cambios en la cultura de tu empresa, contáctanos y veremos la mejor forma de ayudarte: info@antropologiacorporativa.mx

Si deseas profundizar más sobre cómo puedes transformar la cultura en tu empresa, te recomendamos estos artículos:

Artículo escrito por Dr. Oscar Barrera, Antropólogo Empresarial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *