Una de las herramientas antropológicas muy usadas en la antropología en las empresas es la etnografía, y ésta puede ser aplicada tanto con los clientes como al interior de la misma empresa para encontrar áreas de oportunidad, tanto en negocios como en la transformación organizacional.

¿Qué es exactamente la etnografía y como se aplica en las empresas? Tradicionalmente los antropólogos pasábamos tiempo en «sociedades tradicionales» como pueblos indígenas en México o tribus en África. Pasábamos tiempo “formando parte activa de la tribu” participando y comprendiendo sus rituales, creencias, ideología, actividades económicas, historias, etc.

Ahora los antropólogos hacemos etnografía “formando parte de la tribu” de clientes o de los miembros de una empresa u organización. De igual forma observamos sus comportamientos, participamos en sus actividades, escuchamos lo que dicen y lo que no dicen y, así comprendemos mejor lo que “hay detrás” de sus comportamientos obteniendo insights o información clave para estratégicamente mejorar la vida de los clientes con productos/servicios, encontrar oportunidades de negocios ($$$) o, para transformar positivamente las dinámicas al interior de una organización.

En una investigación etnográfica con una empresa dedicada al control de plagas en el sector industrial, se enfrentaba a una competencia de precios en su sector. A través de la etenografía que realizamos con sus clientes con los que tenía años trabajando pudimos saber por qué no habían cambiado a la competencia, descubrimos que generar confianza era un factor clave para generar “valor” a los clientes. De esta forma, se planeó una estrategia para generar confianza con nuevos prospectos usando diversas «tacticas» de precio y creación valor. La etnografía, sacó a la luz e hizo evidente estos puntos que ya eran parte de la «normalidad» de la empresa y siempre habían estado ahí pero, “no los habían visto” por estar absortos en la operación del negocio.

¿Cómo puedes hacer etnografía en tu propia empresa o negocio? Aquí te comparto unos sencillos consejos que te ayudarán a que con la práctica, te vuelvas un observador y etnógrafo experto.

1.      Pasa un día en la vida de tu cliente, observa lo que hace y cómo lo hace

2.      Observa cómo los clientes usan tu producto o servicio

3.      Como un “extraño”, acompaña a tu fuerza de ventas o equipo técnico a observar su trabajo y relación con los clientes

4.      Presta atención a lo que pasa al interior de tu empresa o negocio en el proceso desde que se genera un pedido hasta que llega el producto o servicio al cliente.

5.      Platica espontáneamente con tus clientes para conocer su experiencia. Observa también lo que “no dicen”. En el silencio hay mucha información también.

Soy experto y puedo ayudarte con la etnografía y otras herramientas más con las que cuenta la Antropología Corporativa para potencializar tu empresa u organización. Escríbeme por correo (drbarrera@antropologiacorporativa.mx) o mándame un mensaje de inbox y platiquemos como puedes obtener los resultados que deseas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.